I+D EN PALMERAS

Nuestros profesionales están contínua formación, actualizando los protocolos de lucha integrada con los nuevos avances en investigación y los cambios legistativos, así como aplicando los tratamientos más eficaces para erradicar las plagas de tus palmeras.

La lucha integrada contra el picudo rojo, combinando medidas culturales, productos fitosanitarios y biológicos de forma segura, es la mejor garantía para mantener nuestras palmeras sanas.

Cada palmera es un caso particular, es necesario un estudio preliminar y en función del resultado se seleccionará el tratamiento más idóneo, preventivo o curativo. 

¿CÓMO TE AYUDAMOS?

PODA

Poda de palmeras que favorezcan su desarrollo. El cepillado de troncos y la formación de valonas son otros de los cuidados que damos a tus palmeras.

TRATAMIENTO INTEGRADO

La mejor estrategia para combatir el picudo rojo es combinando medidas culturales, productos fitosanitarios y biológicos, de forma segura.

LUCHA BIOLÓGICA

Mediante nematodos y hongos que afectan al picudo rojo y son inofensivos para personas y mascotas.

FITOSANITARIOS

Aplicación de tratamientos preventivos y curativos a la palmera, con estricto cumplimiento de la normativa vigente, controlando el proceso a través de un calendario de actuaciones.

ENDOTERAPIA

Tratamiento de choque a través de una inyección en el tronco, que facilita la revitalización y la activación de las defensas de la propia palmera.

SUPERVISIÓN

Revisión constante y sistemática de las palmeras para detectar la presencia del insecto en sus primeras fases de infestación.

NUESTROS VALORES

ECOLOGÍA

Nuestra empresa está comprometida con la utilización de productos y utensilios que no dañen el medioambiente.

SEGURIDAD

Nuestros tratamientos buscan la máxima seguridad para ti, los tuyos, tus mascotas y el medio ambiente.

RECICLAJE

La poda y la tala de las palmeras se realiza de forma segura y cumpliendo la normativa medioambiental en su reciclado.

PREGUNTAS FRECUENTES

El picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus) es un gorgojo de gran tamaño, entre dos y cinco centímetros. Su color rojizo ferruginoso lo hace inconfundible.

Las larvas perforan galerías de más de un metro de longitud en los troncos de las plantas que hospeda, comprometiendo la vida de éstas y convirtiendo al picudo rojo en una plaga. Sus plantas hospedantes son fundamentalmente de la familia de las palmeras, entre ellas, Phoenix canariensis (palmera canaria) y Phoenix dactylifera (palmera datilera), aunque se han constatado ataques en otras especies incluyendo el palmito Chamaerops humilis.

Las plantas afectadas por la plaga sufren amarilleamiento y marchitamiento, pudiendo llegar a producirse la muerte del pie afectado. El control de esta plaga es complicado y se utilizan diferentes técnicas preventivas o curativas, como último recurso se proceda a la eliminación de los pies afectados y los que se sospecha pudieran estarlo, para evitar la propagación del insecto.

Esta especie ha sido incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras debido a su potencial colonizador y por constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, .

La vigilancia intensiva de la palmera para la detección precoz del picudo rojo son imprescindibles en la lucha contra esta plaga.

El daño se localiza principalmente en la cabeza o corona de la palmera.

El mayor problema de la plaga radica en que el picudo pasa inadvertido en sus primeras fases, produciendo daños que no se observan a simple vista. Cuando las palmeras comienzan a mostrar signos externos, éstas pueden llevar infestadas más de un año siendo más compleja su recuperación.

Los síntomas más evidentes suelen ser: asimetría de la copa; cortes en los foliolos en forma de punta de flecha; rotura del raquis de la hoja; desplomado general de las hojas de la corona; debilitamiento de las hojas más tiernas del penacho central (palmito), adquiriendo una coloración entre amarillo y pardo rojizo.

Cuando los síntomas son muy evidentes el daño suele ser irreversible. Ante la menor duda consúltenos.

Lo más efectivo y económico es el tratamiento preventivo. Existen tratamientos que realizados anualemente protegen a los ejemplares sanos, evitando su infestación y la propagacion de la plaga.

Una vez que la palmera está infestada hay que valorar qué tratamiento utilizar. El control químico por medio de aplicaciones aéreas, las inyecciones al tronco, el uso de nematodos o parásitos y, en casos más avanzados, la cirugía para eliminar el foco de la plaga y salvar la planta.

El tratamiento más caro siempre es la tala y eliminación del ejemplar. La eliminación de una palmera afectada no solo consiste en cortarla y trasladarla, sino que acarrea una serie de requisitos exigidos por la administración. Con el objetivo de que la tala no se convierta en un foco de infección que afecte a otras palmeras, es necesario: la protección y aislamiento de la zona, el tratamiento con fitosanitarios de las hojas y corona una vez cortadas, el embolsado en plástico de los restos para evitar la dispersión de ejemplares, el transporte en vehículo con caja cerrada previa aplicación de fitosanitarios y la eliminación segura de los restos por trituración o enterramiento a más de dos metros. Todo ello realizado por personal cualificado.

Si no queremos que esto ocurra, la mejor solución es la prevención, que nos ayudará a evitar que el picudo rojo infeste nuestra palmera.

El tratamiento por endoterapia (inyecciones al tronco) es el más seguro. Una vez inyectado el fitosanitario en la palmera, se distribuye por su sistema vascular repartiéndose por todo el ejemplar y degradándose con el paso del tiempo sin tener contacto con el exterior.

La lucha biológica con nematodos y hongos, está diseñada específicamente para atacar al picudo y es totalmente inofensiva para las personas, mascotas e insectos beneficiosos, como las abejas.

Las duchas de fitosanitarios autorizados realizadas por profesionales cualificados, respetando las dosis y las indicaciones de aplicación del fabricante, reducen al mínimo los riesgos para las personas y el medio ambiente.

¿DÓNDE ESTAMOS?

Nos encontramos en el norte de España dando servicio a nuestros clientes de Galicia y Asturias.

HORARIO

L-V 9:00 a 17:00

DIRECCIONES

CANTÓN GRANDE 6
15003 A CORUÑA

CALLE NUEVE DE MAYO 18
33002 OVIEDO

EMAIL

info@terapiaverde.es

TELÉFONO

+34 604 022 022

CONTÁCTANOS